Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Nezahualcóyotl’ Category

Nezahualcóyotl

Por Marcvs Vyo 1

Nezahualcóyotl (1402 – 1472) fue el monarca (tlatoani) de la ciudad-estado de Texcocoen el México precolombino.Nezahualcóyotl fue el hijo del sexto gobernante Chichimeca y una princesa mexica. Recibió una esmerada educación en el palacio de su padre y en la escuela alta ocalmecac, instruyéndose así en la sabiduría heredada a los toltecas.  Al nacer, fue llamado Acolmitztli (”Felino fuerte” o “León fuerte”),  pero más tarde en su vida se cambió el nombre a Nezahualcóyotl (”coyote que ayuna” o”Coyote hambriento” en señal del sacrificio y del  sufrimiento que vivió),  puesto que  sufrió la desgracia de que a la edad de dieciséis años (1417),  los tepanecas, liderados por el señor de los Tezcocanos, atacaron su reino (buscando terreno fértil donde pudieran producir alimento para su gente) y su padre fue asesinado; y él tuvo que huir y vivir en el exilio.

N 1

En ese momento creó la Triple Alianza, un acuerdo con Tenochtitlán y Tacuba, que fortaleció su reino y el Valle de México en general. Reinó por más de  40 años, durante los cuales se encargó de la construcción de palacios, templos, jardines botánicos y zoológicos, además de supervisar la construcción de caminos, diques y presas y calzadas. También ordenó obras para transportar agua a México y para aislar el agua salada de los lagos y prevenir inundaciones.

Nezahualcóyotl murió a los 70 años y dejó varias esposas, multitud de concubinas y 110 hijos. Uno de ellos, Nezahualpilli, lo sucedió en el trono a los 18 años.

Nezahualcóyotl compuso numerosos cantos y poemas, de los que se conservan unos 30 (atribuidos a él), donde planteaba profundos problemas filosóficos. Todos estos poemas nos dejan indagar en el pensamiento de Nezahualcóyotl.

 Nezahualcoyotl juntó un grupo de seguidoress llamados ”tlamatini”, generalmente traducidos como “hombres sabios”·Estos hombres eran filósofos, artistas, músicos, artistas y escultores que perseguían su arte en la corte de Texcoco. En su honor, un municipio y una ciudad en el estado de México llevan su nombre.

 Nezahualcóyotl y sus poemas son una fuente histórica invaluable de la mentalidad de la ultura mexica; todos sus cuestionamientos epistemológicos y ontológicos nos sirven como la prueba de que sí existía pensamiento que consideramos filosófico entre los precolombinos. Además, fue un personaje clave para la historia política de ésta región, y fue uno de los causantes del apogeo del imperio náhuatl; aunque él mismo se perfila como un pacifista  adelantado a su tiempo e inverosímil en una cultura guerrera.

 N 2

 

http://www.los-poetas.com/netz.htm 

http://www.edescolar.ilce.edu.mx/redescolar/publicaciones/publi_quepaso/neza.htm 

www.biografiasyvidas.com/biografia/n/nezahualcoyotl.htm

www.poezie.ro/index.php/personals/91178/Biografia_Nezahualcóyotl - 4

http://www.arqueomex.com/S8N2VersionesLinea.htm

Read Full Post »

Y al final… POESÍA

Escudo Alcohua (el pueblo de Nezahualcóyotl) en el convento Agustino de Acolman

Escudo Alcohua (el pueblo de Nezahualcóyotl) en el convento Agustino de Acolman

Finalizando este ciclo de entradas sobre el soberano de Texoco, les dejo ahí otros pequeños poemas.

Canto de la huida

(De Nezahualcóyotl cuando andaba huyendo del señor de Azcapotzalco)

En vano he nacido,
En vano he venido a salir
De la casa del dios a la tierra,
¡yo soy menesteroso!
Ojalá en verdad no hubiera salido,
Que de verdad no hubiera venido a la tierra.
No lo digo, pero…
¿qué es lo que haré?,
¡oh príncipes que aquí habéis venido!,
¿vivo frente al rostro de la gente?
¿qué podrá ser?,
¡reflexiona!

¿Habré de erguirme sobre la tierra?
¿Cuál es mi destino?,
yo soy menesteroso,
mi corazón padece,
tú eres apenas mi amigo
en la tierra, aquí

¿Cómo hay que vivir al lado de la gente?
¿Obra desconsideradamente,
vive, el que sostiene y eleva a los hombres?

¡Vive en paz,
pasa la vida en calma!
Me he doblegado,
Sólo vivo con la cabeza inclinada
Al lado de la gente.
Por eso me aflijo,
¡soy desdichado!,
he quedado abandonado
al lado de la gente en la tierra.

¿Cómo lo determina tu corazón,
Dador de la Vida?
¡Salga ya tu disgusto!
Extiende tu compasión,
Estoy a tu lado, tú eres dios.
¿Acaso quieres darme la muerte?

¿Es verdad que nos alegramos,
que vivimos sobre la tierra?
No es cierto que vivimos
Y hemos venido a alegrarnos en la tierra.
Todos así somos menesterosos.
La amargura predice el destino
Aquí, al lado de la gente.

Que no se angustie mi corazón.
No reflexiones ya más
Verdaderamente apenas
De mí mismo tengo compasión en la tierra.

Ha venido a crecer la amargura,
Junto a ti a tu lado, Dador de la Vida.
Solamente yo busco,
Recuerdo a nuestros amigos.
¿Acaso vendrán una vez más,
acaso volverán a vivir;
Sólo una vez perecemos,
Sólo una vez aquí en la tierra.
¡Que no sufran sus corazones!,
junto y al lado del Dador de la Vida.

Canto de primavera

En la casa de las pinturas
Comienza a cantar,
Ensaya el canto,
Derrama flores,
Alegra el canto.

Resuena el canto,
Los cascabeles se hacen oír,
A ellos responden
Nuestras sonajas floridas.
Derrama flores,
Alegra el canto.

Sobre las flores canta
El hermoso faisán,
Su canto despliega
En el interior de las aguas.
A él responden
Variados pájaros rojos.
El hermoso pájaro rojo
Bellamente canta.

Libro de pinturas es tu corazón
Has venido a cantar,
Haces resonar tus tambores,
Tú eres el cantor.
En el interior de la casa de la primavera
Alegras a las gentes

Tú sólo repartes
Flores que embriagan
Flores preciosas.

Tú eres el cantor.
En el interior de la casa de la primavera,
Alegras a las gentes.

 

Y, como despedida: 

 

Un recuerdo que dejo


¿Con qué he de irme?
¿Nada dejaré en pos de mi sobre la tierra?
¿Cómo ha de actuar mi corazón?
¿Acaso en vano venimos a vivir,
a brotar sobre la tierra?
Dejemos al menos flores
Dejemos al menos cantos

Read Full Post »

Un extenso artículo de la revista “Arqueología Mexicana”, por José Luis Martínez.

Archivo en formato pdf

articulo-nezahualcoyotl

Read Full Post »

No en Parte Alguna…

No en parte alguna puede estar la casa del inventor de sí mismo.
Dios, el señor nuestro, por todas partes es invocado,
Por todas partes es también venerado.
Se busca su gloria, su fama en la tierra.
El es quien inventa las cosas,
Él es quien se inventa a sí mismo: Dios.
Por todas partes es invocado,
Por todas partes es también venerado.
Se busca su gloria, su fama en la tierra.

Nadie puede aquí
Nadie puede ser amigo
Del Dador de la vida:
Sólo es invocado,
A su lado,
Junto a él,
Se puede vivir en la tierra.

El que lo encuentra,
Tan sólo sabe bien esto: él es invocado,
A su lado, junto a él,
Se puede vivir en la tierra.

Nadie en verdad
Es tu amigo,
¡oh Dador de la vida!
Sólo como si entre las flores
Buscáramos a alguien,
Así te buscamos,
Nosotros que vivimos en la tierra,
Mientras estamos a tu lado.
Se hastiará tu corazón.
Sólo por poco tiempo
Estaremos junto a ti a tu lado.

No enloquece el Dador de la vida,
Nos embriaga aquí.
Nadie puede estar acaso a su lado,
Tener éxito, reinar en la tierra.

Sólo tú alteras las cosas,
Como lo sabe nuestro corazón:
Nadie puede estar acaso a su lado,
Tener éxito, reinar en la tierra.

Canto de Nezahualcóyotl de Acolhuacan
(con que saludó a Moctezuma el viejo,
cuando estaba éste enfermo).

Miradme, he llegado.
Soy blanca flor, soy faisán,
Se yergue mi abanico de plumas finas,
Soy Nezahualcóyotl.
Las flores se esparcen,
De allá vengo, de Acolhuacan.
Escuchadme, elevaré mi canto,
Vengo a alegrar a Moctezuma.
¡Tatalilili, papapapa, achala, achala!

¡Qué sea para bien!
¡que sea en buen momento!
Donde están erguidas las columnas de jade,
Donde están ellas en fila,
Aquí en México,
Donde en las obscuras aguas
Se yerguen los blancos sauces,
Aquí te merecieron tus abuelos,
Aquel Huitzilíhuitl, aquel Acamapichtli.
¡Por ellos llora, oh Moctezuma!
Por ellos tú guardas su estera y su solio.
El te ha visto con compasión,
Él se ha apiadoado de ti, ¡oh Moctezuma!
A tu cargo tienes la ciudad y el solio.

Un coro responde:

Por ello llora, ¡Oh Moctezuma!
Estás contemplando el agua y el monte, la ciudad,
Allí ya miras a tu enfermo,
¡oh Nezahualcóyotl!
Allí en las obscuras aguas,
En medio del musgo acuático,
Haces tu llegada a México.
Aquí tú haces merecimiento,
Allí ya miras a tu enfermo.
Tú, Nezahualcóyotl.

El águila grazna,
El ocelote ruge,
Aquí es México,
Donde tú gobernabas Itzcóatl.
Por él, tienes tú ahora estera y solio.
Donde hay sauces blancos
Sólo tu reinas.
Donde hay blancas cañas,
Donde se extiende el agua de jade,
Aquí en México.

Tú, con sauces preciosos,
Verdes como jade,
Engalanas la ciudad,

La niebla sobre nosotros se extiende,
¡que broten flores preciosas!
¡que permanezcan en vuestras manos!
Son vuestro canto, vuestra palabra.
Haces vibrar tu abanico de plumas finas,
lo contempla la garza
lo contempla el quetzal.
¡Son amigos los príncipes!

La niebla sobre nosotros se extiende,
¡que broten flores preciosas!
¡que permanezcan en vuestras manos!
Son vuestro canto, vuestra palabra.
Flores luminosas abren sus corolas,
donde se extiende el musgo acuático,
aquí en México.
Sin violencia permanece y prospera
en medio de sus libros y pinturas,
existe la ciudad de Tenochtitlan.
El la extiende y la hace florecer,
él tiene aquí fijos sus ojos,
los tiene fijos en medio del lago.

Se han levantado columnas de jade,
de en medio del lago se yerguen las columnas,
es el Dios que sustenta la tierra
y lleva sobre sí al Anáhuac
sobre el agua celeste.
Flores preciosas hay en vuestras manos,
con verdes sauces habéis matizado a la ciudad,
a todo aquello que las aguas rodean,
y en la plenitud del día.
Habéis hecho una pintura del agua celeste,
la tierra del Anáhuac habéis matizado,
¡oh vosotros señores!
A ti, Nezahualcóyotl,
a ti, Motecuhzoma,
el dador de la vida os ha inventado,
os ha forjado,
nuestro padre, el Dios,
en el interior mismo del agua.

Read Full Post »

Y más poesía

Nezahualcóyotl

Nezahualcóyotl

Estoy Embriagado

Estoy embriagado, lloro, me aflijo,
Pienso, digo,
En mi interior lo encuentro:
Si yo nunca muriera,
Si nunca desapareciera.
Allá donde no hay muerte,
Allá donde ella es conquista,
Que allá vaya yo…
Si yo nunca muriera,
Si yo nunca desapareciera.

¿A dónde iremos?

¿ A dónde iremos
donde la muerte no existe?
Mas, ¿por esto viviré llorando?
Que tu corazón se enderece:

Aquí nadie vivirá por siempre.
Aun los príncipes a morir vinieron,
Los bultos funerarios se queman.
Que tu corazón se enderece:
Aquí nadie vivirá para siempre.

Lo Comprende mi Corazón

Por fin lo comprende mi corazón:
Escucho un canto,
Contemplo una flor:
¡Ojalá no se marchiten!

Read Full Post »

Canto a la Primavera

En la casa de las pinturas
comienza a cantar,
ensaya el canto,
derrama flores,
alegra el canto.

Resuena el canto,
los cascabeles se hacen oír,
a ellos responden
nuestras sonajas floridas.
Derrama flores,
alegra el canto.

Sobre las flores canta
el hermoso faisán,
su canto despliega
en el interior de las aguas.
A él responden
variados pájaros rojos.
El hermoso pájaro rojo
bellamente canta.

Libro de pinturas es tu corazón
has venido a cantar,
haces resonar tus tambores,
tú eres el cantor.
En el interior de la casa de la primavera
alegras a las gentes.

Tú sólo repartes
flores que embriagan
flores preciosas.

Tú eres el cantor.
En el interior de la casa de la primavera,
alegras a las gentes.

Con Flores Escribes
Con flores escribes, Dador de la Vida,
con cantos das color,
con cantos sombreas
a los que han de vivir en la tierra.
Después destruirás a águilas y tigres,
sólo en tu libro de pinturas vivimos,
aquí sobre la tierra.
Con tinta negra borrarás
lo que fue la hermandad,
la comunidad, la nobleza.
Tú sombreas a los que han de vivir en la tierra.

Read Full Post »

 

Cuenca de México en la época precolombina, hoy distrito Federal y Edo. de México

Cuenca de México en la época precolombina, hoy distrito Federal y Edo. de México

Una crónica de el Lago de Tezcoco, a cuyas orillas estaba ubicada la ciudad-estado del mismo nombre y donde gobernó Nezahualcóyotl:

 

Periodo de la conquista española
El 26 de noviembre de 1555, el español Francisco Gudiel presentó un proyecto para el desagüe general del Valle de México y utilizar las aguas para los regadíos y la navegación, más tarde ésta sería una propuesta de Alejandro de Humboldt.

En 1590 Enrico Martínez, de nacionalidad alemana, llegó a la Nueva España y realizó un proyecto para el desagüe.

El 29 de noviembre de1607 el virrey Luis de Velasco inauguró trabajos para desaguar las áreas de Ecatepec, Huehuetoca y Nochistongo.

En 1613, fue enviado de España el holandés Adrián Boot, técnico en el desagüe de lagunas, sin embargo las inundaciones siguieron sin que se lograra el objetivo de proteger a la ciudad de México en este aspecto.

En 1632 muere Enrico Martínez y con él concluye el período más trascendente de la obra del desagüe del Valle de México.

Al iniciarse el siglo XIX el problema del desagüe no se había resuelto, por lo que José de Iturrigaray y Alejandro de Humboldt, propusieron que se abriera un canal directo al Lago de Texcoco.

Época independiente

José María Luis Mora, Lucas Alamán y Lorenzo de Zavala se preocuparon por resolver el problema del desagüe del Valle de México para evitar las inundaciones.

En 1843 la marquesa Calderón de la Barca advirtió que la deforestación aunada a la salinidad y el drenaje artificial romperían el equilibrio ecológico e hidráulico.

En las décadas de 1850 y 1860 el ingeniero Francisco de Garay participó en el desagüe general de la cuenca de México a través del llamado gran canal y el túnel de Tequixquiac.

De esta manera, a casi tres siglos de su inicio, fueron culminadas las obras del desagüe e inauguradas el 17 de marzo de 1900 por el general Porfirio Díaz.

Época revolucionaria

En septiembre de 1912 la Secretaría de Fomento, Colonización e Industria declaró que el lago de Texcoco, situado entre el Distrito Federal y el Estado de México, era de jurisdicción federal.

Durante el período 1912-1932, se continuaron las obras de desecación de la zona lacustre.

En 1917 el presidente Venustiano Carranza mandó hacer un levantamiento de los terrenos desecados del lago de Texcoco para determinar la propiedad que correspondía a la Federación con el objeto de poder utilizarlos o venderlos, dando así el inicio de la historia de los asentamientos humanos en el antiguo vaso de Texcoco.

Hacia el año de 1919, terminado el deslinde de los terrenos, éstos fueron puestos a la venta para fines agrícolas y el precio de cada hectárea era de 60 pesos oro nacional.

El 1º de febrero de 1921 el presidente Álvaro Obregón bajó el precio de cada hectárea de 60 a 30pesos para fomentar la agricultura y la protección del pequeño propietario.

En abril de 1922 se declara como propiedad nacional a las aguas y cauces del lago de Texcoco; el 1 de agosto, Álvaro Obregón, continúa promoviendo la venta de los terrenos del ex–vaso para terminar con las tolvaneras que afectaban a la ciudad de México.

En 1929 el presidente Emilio Portes Gil apoya a los particulares ocupantes para la bonificación y fertilización del Lago de Texcoco, los terrenos podían comprarse en 1 peso por hectárea, con extensiones que no excedieran de 20 hectáreas.

En 1931 el presidente Pascual Ortiz Rubio nombró al ingeniero Francisco Díaz Babio como director de las obras del Lago de Texcoco, encomendándole que deslindara los terrenos.

El 24 de agosto fue creada la Comisión Nacional Deslindadora que tenía como objetivo deslindar los terrenos, propiedad de la nación, ubicados dentro del Lago de Texcoco.

El 14 de octubre el presidente Ortiz Rubio expide el decreto para que se ejecutaran obras para el drenaje, bonificación e irrigación de las tierras desecadas y desecables del lago de Texcoco.

El 23 de mayo de 1932 el precio de cada hectárea era de un peso, los títulos de propiedad se entregarían cuando se realizaran las labores de bonificación y cultivo agrícola, generándose una adquisición masiva.

En 1933 los terrenos del área próxima a la carretera México–Puebla fueron invadidos. Los primeros grupos se asentaron en los municipios Chimalhuacán, La Paz y Ecatepec, terrenos que actualmente corresponden al municipio Nezahualcóyotl.

 

 

 

 

 

 

 


Read Full Post »

Algo de imágenes

 

Unas imágenes y mapas:

Timbre postal mexicano
Timbre postal mexicano
Nezahualcóyotl en códice

Nezahualcóyotl en códice

 

Escultura

Escultura

 

Escultura de Nezahualcóyotl por Humberto Pe y "Cabeza de Coyote" de Sebastián al fondo en Ciudad Neza

"Cabeza de Coyote" por Sebastián y escultura de Nezahualcóyotl por Humberto Peraza al frente, en Ciudad Neza

 

2

2

3

3

 

Mapa colonial de la Cuenca de México y sus ciudades prehispánicas

Mapa de la Cuenca de México y sus ciudades prehispánicas, entre ellas Texcoco

 

Mapa moderno de ciudades Prehispánicas de la Cuenca de México

Mapa topográfico de ciudades Prehispánicas de la Cuenca de México

Read Full Post »

Estatua de Nezahualcóyotl afuera del Museo del Ejército, Centro Histórico

Estatua de Nezahualcóyotl afuera del Museo del Ejército, Centro Histórico

(Detalle)
(Detalle)

 

“En la poesía de Nezahualcóyotl hay mucho más pensamiento que lírica. Y sin que esta falte y con buen resultado, su característica es la meditación sobre tres temas: la divinidad, el destino y la poesía.

Su concepción de la divinidad está alejada de la magia y la mística y es teológica. Pero Dios, con su naturaleza y el rigor que ella ha impuesto al hombre, es tratado con desdén. Ni alabanza ni adoración, quizás temor inspira al poeta, que se pregunta sobre la verdad de su existencia y de las cosas tangibles. El dador de la vida nos enloquece porque sin permanecer en sitio alguno le veneramos en todas partes, es inventor de todo y de sí mismo, nadie puede ser su amigo, nos embriaga por un momento y nos abandona para que sepamos que sólo él puede cambiar el rumbo del mundo.

Nuestra vida y destino no son verdaderos, ni hemos venido aquí para ser felices, dice Nezahualcóyotl. Vivimos en necesidad y el amargo sabor de las derrotas nos alimenta; hemos venido para vivir en angustia y dolor, la tierra es una casa prestada, no es la casa de los hombres y debemos, pronto, abandonarla. “En como una pintura nos iremos borrando”, dice, que igual que los libros nahuas, hechos de color y figuras que desaparecen, los hombres desapareceremos consumidos por el tiempo. Nada podemos contra él, pereceremos e ingresaremos a la casa de los muertos, sintiendo, como en la vida, la tristeza eterna de los que la habitan. No lloremos a los que desaparecen, dice el poeta, igual destino nos espera.

La poesía es un don divino que nos es prestado para aliviar nuestro paso por el mundo. Las flores, es decir el poema, permiten darnos a conocer, nos dejan manifestarnos y engalanarnos por un momento, porque tanto ellas como él, retornan a la casa de la divinidad, al lugar de los que no tienen carne ni hueso. Feliz aquel que puede gozar de las flores y de los cantos porque son alegría, camino al misterio de la existencia y nos permiten conocer con trascendencia.” -Harold Alvarado Tenorio

                                                                                                                               Marco V.

                                                                                               

 

Read Full Post »

Para los nahuas la vida civilizada existía si en las ciudades había lugares para el canto y el baile. Las cuicacalli, casas de canto, estaban junto a los templos y en ellas vivían los maestros en música, canto y danza. En las festividades se usaban los tambores huéhuetl y tponaxtli, sonajas, flautas y caracoles. Los asuntos de las canciones eran las hazañas de los héroes, los elogios a los príncipes, lamentaciones por la brevedad de la vida y la gloria, elogios y variaciones sobre la poesía, poemas de amor y cantos divinos acompañados de pantomimas y juegos.

Los cuicapicque, autores de letras para los cantos, eran de dos clases: los que vivían en los templos y pertenecían a la casta de los sacerdotes y los de las casas reales, que ofrecían textos para las ocasiones memorables. Pero había también otros cuicapicque, los poetas propiamente dichos, que alcanzaban prestigio y eran muy solicitados por su arte para hacer perdurables hechos y sentimientos. Los primeros recibían, como orfebres, paga, los últimos sólo la gloria. Entre estos, en su mayoría príncipes y gobernantes, sobresalen, además de Nezahualcóyotl, Tlaltecazin de Cuauchinango, Nezahualpilli y Cacamatzin de Texcoco, Cuacuauhtzin, señora de Tula, Temilotzin de Tlatelolco, Tecayehuatzin de Huexotzinco, Ayocuan de Tecamachalco, Xicohténcatl el Viejo de Tizatlan y Chichicuepon de Chalco.                                                                    

 

Los cantos de primavera, entre los que se cuentan los mejores de su obra, como Canto de primavera, Comienza ya, El árbol florido, Ponte en pie, percute tu atabal, tienen numerosas referencias a las casas de las flores, la variedad de las aves, a las sonajas, tambores y cascabeles, al tabaco y al cacao, complementos de las fiestas.

 

 

 

 

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores