Feeds:
Entradas
Comentarios

Por Claudia Silva

La definición que se toma por ideología en cuestión de la ciencia política es la contraposición entre dos discursos: el filosófico y el científico. El filosófico habla sobre el estado social deseable, mientras que el científico habla sobre las características de la sociedad existente. ¿Es verdadera ésta contraposición siempre?

Tenemos que el discurso filosófico es la parte ideal de la ciencia política, mientras que el científico trata de el mundo real; y ambos discursos se encuentran siempre en el discurso de la ciencia política. Pero el hecho de que sean independientes uno del otro no significa que estén contrapuestos. Al menos, no siempre, como veremos adelante. Mostrando ésta contraposición, se dice: “cuando la práctica política sigue las propuestas de un discurso filosófico, en contradicción con las condiciones señaladas por el discurso sobre la realidad, surge el utopismo. A la inversa, cuando la práctica política sigue, de hecho, las prescripciones de un discurso sobre el poder, en contradicción con las propuestas de un discurso filosófico que lo legitima, surge la ideología”. Según esto, la ideología vienen a ser la mayoría de las estructuras gubernamentales de la sociedad, es decir, como un discurso mal logrado.

De lo que trata el discurso filosófico, es, como dije antes, sentar la base ideal de lo que se desea que sea la sociedad, pues bien, lo que busca éste discurso no es alcanzar dicha sociedad ideal, si no intentar alcanzarla, ya que, si no se llega a ella; al menos, se podrá tener un mejoramiento en la sociedad. La mayor parte de los políticos se ve en la disyuntiva de seguir sus convicciones filosóficas o enredarse en las fuerzas del poder para poder ejecutarse (como hace la mayoría): “tiene que adecuar su proyecto a las circunstancias reales, limitarlo a lo posible, entrar a las fuerzas contrarias, variarlo para hacerlo factible. A menudo se ve obligado a elegir entre escuchar la voz de su filosofía, a riesgo de perder el poder, o seguir las prescripciones de una ciencia de gobierno, a costa de ser infiel a sus proyectos”. Por todo esto, “el discurso filosófico, que propone una sociedad posible conforme al interés general, debe distorsionarse para justificar la situación real, conforme a un interés particular”, siendo esto una ideología.

Pero no sucede esto siempre. En los gobiernos que funcionan (al menos, relativamente) bien, no existe una contraposición entre el discurso filosófico y el discurso científico, aunque sea la minoría de los casos. Para encontrar soluciones, la filosofía se encarga de “plantear las condiciones de una sociedad deseable, por el otro, liberar las conciencias para poder alcanzarlas”.

Reseña del texto:

Luis Villoro, “Ciencia política, filosofía e ideología”, en Vuelta no. 137, 18 de abril de 1988, pp. 18-22. (http://letraslibres.com/pdf/2400.pdf) (Consulta: 12 de marzo de 2010)

capítulo 2  de Los antiguos mexicanos a través de sus  cronicas y cantares,Miguel León-Portilla, pp.77-113 ,fondo de cultura economica , México 1983

Diego Montoya

En el presente capitulo se narra toda la historia  desde la aparición de los mexicas chichimecas  en el valle de Anahuac asta la conquista española

Al principio  el pueblo mexica era un pueblo cuyo rostro era desconocido,  un pueblo vagabundo ultimo grupo de lengua náhuatl  de las siete tribus que partieron de Chicomoztoc en busca de una tierra que Huitzilopochtli les havia prometido;

Todos los pueblos les expulsaban de sus territorios  asta que los culhuacanos les dejaron establecerse en un territorio conocido como “Tizapan” (verdadera casa de serpientes) donde se esperaba  que murieran a causa de las serpientes pero estos en ves de ser muertos por las serpientes se las comieron todas.

Los aztecas decidieron mezclar su sangre con sangre tolteca así que empezaron a buscar mujeres culuacánas en un momento pidieron a la hija del rey par convertirla en diosa  y fue sacrificada, después de esto se les persiguió y expulso del territorio,  finalmente los aztecas encontraron la señal, el águila devorando un nopal , en un islote en territorio tepaneca donde se instalaron e inmediatamente construyeron un adoratorio a Huitzilopochtli  con materiales muy modestos , y así con estos principios surgiría la grandeza azteca .

Poco después decidieron elegir tlatoani ,como hacían los pueblos aledaños, para que les gobernara . decidieron que su tlatoani debía de ser de ascendencia tolteca y de este modo sentaron su identificación con estos pueblos.

Los mexicas fueron amenazados por Maxtlatzin rey tepaneca quien mando matar a su sobrino el rey de Tenochtitlan y acosaba a este pueblo con la guerra  y aquí es donde surge la mítica figura de Tlacaélel que impulsó a su pueblo a ir ala guerra y consolida la filosofía del pueblo del sol , rescribiendo la historia mexica y  comandando las primeras campañas de conquista de lo que mas tarde se convertiría en un gran imperio,

Como y ase a mencionado antes  Tlacaélel fue el personaje determinante en la consolidación de la gloria del pueblo mexica sin duda alguna su obra fue la que llevo a su pueblo a la gloria, en todo el imperio no se hacia nada que el no mandara  y nunca acepto el titulo de tlatoani y sin embargo estaba bien conciente de que el gobernaba .

Ya muerto  este personaje ,el autor nos cuenta  como los recién llegados españoles admiraron  la grandeza de Tenochtitlan , como Motecuzoma II vio los presagios de la conquista y como su religiosidad  le impidió  tomar acciones mas efectivas contra estos personajes que el considero dioses  y al final nos cuenta como fue el desalojo de la ciudad por las personas que , tristes, se fueron a buscar refugio a los poblados vecinos , algunos antes grandes señores , ahora vestidos con harapos y derrotados, sin hogar :

Quien sabe que hubiera pasado si la llegada de los españoles hubiera acontecido en tiempos de Tlacaélel

Por Mauricio Juárez

El capítulo resume lo que es Argentina. La capital de Latinoamérica.

Basta región natural, llena de riqueza natural que rápidamente se traduce a país primermundista. América debe acercarse cada vez más a lo que es Argentina, un país lleno de cultura, del cual han salido pensadores, escritores, poetas reconocidos no sólo al entrar al país, sino a nivel mundial. Los pintores y escultores colombianos, paraguayos y peruanos se dirigen a Argentina. que es la capital americana. El Paris de Latinoamérica.

Y sin más ni menos, el libro de La raza cósmica a llegado a su fin. Final feliz ciertamente…

Reseña del texto:

José Vasconcelos, “El pensamiento argentino”, en La Raza Cósmica, México, Porrúa, 2001, pp. 150-162

Por Mauricio Juárez

Este capítulo: no. Simplemente no.

Toda la travesía que pasó Vasconcelos rumbo al Iguazú es contada en este capítulo. Podría sonar interesante… pero no lo es.

La forma de escribir de José Vasconcelos (por lo menos en este libro) es muy cansada. Es un documental de primaria que pone a dormir incluso al niño más inquieto. Y con esto me refiero a las descripciones. Sus ideas y críticas son de un nivel muy superior, y la forma con que las escribe te invita a una reflexión. Pero en este capítulo escasea cualquier tipo de idea o de reflexión. Salvo una teoría de no más de 4 renglones en la que dice que si Portugal y España se hubieran aliado, no hubiera Imperio sajón. Sólo esa idea. Y no más.

Me disculpo por el hecho de criticar de esta manera algo que en cierta medida no me corresponde. Mi trabajo es reseñar. Sin embargo aprovecho esta penúltima reseña para exponer mi punto de vista, dado que si no lo hiciera, la extensión de esta reseña no sería de más de dos renglones.

Reseña del texto:

José Vasconcelos, “El Iguazú”, en La Raza Cósmica, México, Porrúa, 2001, pp. 130-149

Por Valentina Winocur

La pregunta principal que se plantea en este capítulo es cómo y cuándo la pedasgogía rompió con la filosofía. La respuesta  no está ne la pedagogía directamente sino que se encuentra, más bien, en la psicología.

A principio del siglo XX y finales del XIX la psicología se deslindó de la filosofía. Luego, en los ochentas la teoría psicológica conductista fracasó y debido a esto se alteraron las expectativas de la pedagogía. Volvieron a apoyarse en la filosofía de la cual nunca tendría que haberse apartado en un principio.

La ENP y el CCH tienen una tesis que propone que el profesor crea su propia didáctica. Al igual que esto hubo mucho propuesta teóricas para estudiar el tema, se hizo mucha investigación en las aulas.

Más adelante, en 1942 y en adelante se propuso filosofar con independencia y crear filosofía conforme iban surgiendo los problemas.

Cuando se lleva a la práctica la filosófica mexicana en la educación se crea la filosófica de la educación en la cual se aportan soluciones teóricas a los problemas pedagógicos el aula. Hay dos niveles de la creación teórica: La que desarrolla en el aula el maestro y la que puede recrear el investigador. No puede existir una sin la otra.

Hay otra consideración que consiste en que el investigador se deje guiar por el objeto de estudio y que dicho objeto le delimite los pasos a seguir por un método.

De toda la experiencia en las aulas se crean los siguientes conceptos: conceptos intuitivos que vienen del empirismo. Los conceptos intelectivos. Y por último los conceptos postulativos.

Este capìtulo me interesò porque es el primero que pone ne pràctica toda la teorìa que ismepre se plantea y lo hace , ademàs en la educaciòn.

Reseña del texto:

Norma Delia Durán Amavizca,“ Filosofía Mexicana para la creación de Teoría pedagógica”, en Norma Delia Durán Amavizca, compliadora, Actha Philosophica Mexicana, México, FFyL-UNAM, pp. 81-101.

Sólo es uno

por Valentina Winocur

Existen varias maneras de estudiar las cosas desde la filosofía dependiendo del momento histórico, la cultura, le objeto, etc. Pero siempre el propósito es el mismo; encontrar una explicación.

En cualquier cultura existe alguna manifestación estética pero, como ya dije, pueden ser muy diferentes. Lo que tienen todas en común esque tienne una composición de armonía física dependiendo de la forma de entender la realidad de los sujetos.

El propósito que plantea Eisayadé es recuperar la idea de lo estético nacida en México, saber cuáles son las ideas estéticas de nuestro país a partir de la antropología para así poder crear conceptos que lo expliquen mejor, entre estos estarían el a priori filosófico y los facta. El a priori es la realidad misma, son todos los problemas de la sociedad y el hombre. Los facta constituyen el a priori nos descubren el ser y el ser sido.

El Facttum histórico de lo estético se constituyen ed los objetos estéticos que ya fueron.

El Facttum legal de lo est÷eticos son las normas y reglas que la misma actividad estética constituye e inventa en su proceso de creación de la obra estética.

El Facttum empírico son las acciones, conductas y actividades asumidas por los sujetos.

Las cosas se suelen ver como un todo y no como todas las partes que lo componen por separado, es decir, se observa el objeto como un todo y no como un conjunto de sus componentes.

Probablemente este es el capítulo que más me interesó porque abarca temas que pueden llevarse a lo general y no sólo se palican a México.

Reseña del texto:

Eisayadé Moncada,“ La reflexión estética y sus características”, en Norma Delia Durán Amavizca, compliadora, Actha Philosophica Mexicana, México, FFyL-UNAM, pp. 47-62.

El pachuco

por Claudia Oliva

Este capítulo habla sobre el sentimentalismo de la sociedad mexicana, que juzga emotiva y perezosa; diciendo que hay una separación muy clara de las clases, para poder integrarlas a la mexicanidad pregunta: “¿Qué escudo podrá proteger a la nación contra sus propios hijos, una prole de mestizos emotivos, groseros, holgazanes e indisciplinados?”.(pp124)

Bartra define una sociedad mexicana regida por la indisciplina y la holgazanería. Mexicanos autodestructivos. expone los aspectos más característicos de la sociedad proletaria, pelada o pachucos; prototipo de mexicano como ser sentimental y violento, pasional y agresivo, sentido y rencoroso.

El pachuco arruina el proyecto de evolución y progreso, ya que no buscan una evolución, sino que anhelan un pasado, y como tampoco pueden volver, simplemente permanecen, provocando un retroceso tanto ideológico como psicológico. El mexicano tiende a ir en contra de todo, porque desconfía de todos; sus refugios son el sexo y el alcohol para huir de su dolorosa realidad. Algo muy importante es que el pelado no usa el lenguaje para comunicarse, sino para distinguir a los que son de los suyos y excluir a quienes no lo son, es al mismo tiempo una defensa, una barrera y un escape. El mejor representante dentro del cine mexicano es el personaje de Cantinflas, quien  no dice nada bueno, pero tampoco nada malo, simplemente abre la boca y deja escapar algunas palabras, ideas mal interconectadas; este personaje es bien aceptado porque critica muy a su estilo la política y expone la injusticia social. El proletario en ciertos momentos de su vida llega al grado de lumpen-proletario, una mezcla de proletario y lumpen.

Reseña del texto:

Roger Bartra, “La prole sentimental”, en La jaula de la melancolíaMéxico, Grijalbo, 1996, pp. 121-125.